Blog

La Asociación Pro Derechos Humanos de España exige en Naciones Unidas el derecho a la justicia, a la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui

La Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) ha denunciado ante la Comisión de Política Especial y Descolonización de Naciones Unidas, el genocidio sufrido por el pueblo saharaui por parte de Marruecos desde el mismo momento que iniciaron la invasión del Sahara Occidental hasta hoy en día y ha exigido a la comunidad internacional que deje de ignorar una situación que perdura 40 años y cumpla con la legalidad internacional.

Entre los días 9 y 13 de octubre ha tenido lugar en Nueva York la 70 sesión de la Comisión de Política Especial y Descolonización de Naciones Unidas. Durante el periodo de sesiones la APDHE ha puesto en entredicho el papel de la comunidad internacional que ignara las numerosas resoluciones de Naciones Unidas a favor de los derechos del pueblo saharaui y la resolución dictada por el tribunal de justicia de España, por la cual se concluye que el pueblo saharaui sufrió un genocidio por parte de Marruecos.

En el año 2006 se inició en los tribunales de justicia españoles una acción judicial por los graves crímenes internacionales sufridos por el pueblo saharaui por parte de Marruecos. A pesar de los obstáculos continuos de Marruecos para impedir la investigación y enjuiciamiento de estos crímenes en España, los tribunales españoles han podido continuar su labor judicial.  El pasado 9 de abril de 2015 el Juzgado Central de Instrucción número 5, de la Audiencia Nacional de España ha dictado una resolución, denominada Auto de Procesamiento.

El Auto de Procesamiento, no duda en calificar los hechos que sucedieron como genocidio porque «las acciones investigadas cometidas por militares o policías marroquíes se dirigen unívocamente contra los saharauis, personas originarias del Sahara Occidental, que son sometidas a persecución únicamente por el motivo de ser originarios de ese territorio que reclama Marruecos y con la finalidad de destruirlos, mediante el asesinato o desapariciones forzadas o incluso mediante la reclusión durante grandes períodos de tiempo» y termina señalando la resolución judicial que «existe, por tanto, una finalidad de destrucción».

La APDHE denuncia que este genocidio hoy continúa contra aquellos saharauis que luchan pacíficamente por la independencia de su pueblo y por la defensa de los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental y exige a la los miembros de Naciones Unidas que se cumpla con la legalidad internacional.