Blog

ACTUALIDAD

NOTICIAS

Burundi: discurso de odio y violencia en la campaña electoral

19/05/2020

Una oleada de violencia y detenciones están precediendo a las elecciones presidenciales y legislativas que se celebrarán en Burundi el 20 de mayo.

«Considerando lo tensa que está siendo la campaña electoral -rodeada de violencia-, el país corre el riesgo de sufrir enfrentamientos mortales tan pronto se conozcan los resultados de los comicios” ha afirmado Anschaire Nikoyagize, el Presidente de la Liga de Burundi para los Derechos Humanos.

Esta organización ha documentado la muerte de 12 personas entre el 27 de abril y el 10 de mayo, incluidas torturas de 6 personas, un caso de violencia sexual, uno de desaparición forzada, y la detención arbitraria de aproximadamente 90 personas. Estos actos habrían sido cometidos por las fuerzas de seguridad y miembros de la milicia del partido en el poder, el Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia (CNDD-FDD). La mayoría de las víctimas son integrantes del principal partido de la oposición, el Consejo Nacional para la Libertad (CNL). 200 miembros de este partido han sido encarcelados recientemente desde el inicio de la campaña.

Representantes públicos están incitando al odio y a la violencia contra los opositores, por lo que se teme que se intensificará la violencia cuando se conozcan los resultados electorales el 4 de junio.

El exilio de una cifra importante de representantes de la sociedad civil, así como las medidas de cuarentena para el acceso al país, hacen prácticamente imposible la observación electoral.

La campaña electoral se ha desarrollado en medio de la pandemia del COVID-19, con un sistema de salud muy deficitario y escasas medidas para prevenir la expansión del virus. Las autoridades del país han declarado como personas non grata a varios miembros de la oficina de la OMS.

La APDHE se suma al llamamiento de la FIDH y de la Liga de Burundi para los Derechos Humanos, solicitando a las autoridades que adopten todas las medidas necesarias para proteger la salud y la vida de todos los ciudadanos durante el proceso electoral, la liberación de los opositores y otras personas detenidas arbitrariamente, y la investigación y sanción de los responsables. Asimismo, instamos a la comunidad internacional a que redoble la vigilancia.

Más información: FIDH.ORG