Blog

Esto es un comentario -->

La Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) quiere felicitar a todas las personas y organizaciones que han participado en la convocatoria de los Premios Derechos Humanos 2016, por su gran labor en la defensa y promoción de los derechos humanos.

Todos ellos han dado muestras de su compromiso y dedicación, lo que hace que cada año suponga una mayor responsabilidad para el Jurado de los Premios la selección de los finalistas.

También agradecemos a todas las personas que han participado con sus votos, gracias a los cuales, los Premios Derechos Humanos 2016 han sido otorgados a:

Premio Nacional: Ramiro García de Dios Ferreiro

Ramiro García de Dios Ferreiro es juez de control de estancia del Centro de Internamiento de Extranjeros de Madrid.

Desde que en 2010 asumió voluntariamente la función recién creada de control jurisdiccional de estancia del CIE de Madrid, el Magistrado Ramiro García de Dios ha venido desarrollado, en el ejercicio de su jurisdicción, una valiente y decidida labor de garantía y defensa de los derechos de las personas extranjeras privadas de libertad en dicho centro de internamiento, labor nunca exenta de obstáculos.

Sus resoluciones han ido conformando una jurisprudencia garantista que se ha extendido a otros CIE. Así, entre sus logros se encuentran: permitir a las entidades sociales la fiscalización de los CIE, el establecimiento de un sistema para que las personas internas puedan dirigirse directamente al Juez de control, que las personas sean designadas por su nombre y no por un número, la entrega obligatoria a cada interno asistido de un parte de asistencia médica sin necesidad de autorización previa del Director, el acceso a los baños por las noches, el acceso de notarios al CIE, que los internos tengan copia de su expediente administrativo o el derecho de los internos a conocer su expulsión y los detalles de la misma con antelación.

Premio Internacional: Asociación Abuelas de Plaza de Mayo

Durante el terrorismo de Estado instaurado tras el golpe del 24 de marzo de 1976 fueron asesinadas y desaparecidas 30.000 personas y robados cerca de quinientos bebés, secuestrados junto a sus padres o nacidos durante el cautiverio de sus madres en centros clandestinos de detención, tortura y exterminio.

La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo nació en 1977 con el objetivo de localizar y restituir a todos los niños apropiados durante la última dictadura argentina a sus legítimas familias.

Desde entonces, la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo ha iniciado una infatigable lucha en la búsqueda de sus hijos y de sus nietos. A día de hoy, son ciento veintiuno los nietos recuperados, y todavía hay cerca de cuatrocientos que permanecen secuestrados desaparecidos. Abuelas de Plaza de Mayo continúa la búsqueda, para conocer la verdad acerca de los hechos, encontrar a los detenidos-desaparecidos, identificar sus cuerpos y restituirlos a sus familias, logrando justicia para todos los casos y fortaleciendo la memoria.

Su trayecto hacia la verdad y la justicia fortalece la vida en democracia y los lazos solidarios de la comunidad, y permite que se establezcan garantías que protejan los derechos humanos, el derecho a la identidad y los derechos de los niños, y dejará sentadas las bases para la continuidad de su búsqueda.

Premio Periodismo: Alberto Rojas y Rosa Meneses

Historiador de formación y reportero de vocación, Alberto Rojas lleva seis años cubriendo el África subsahariana sobre el terreno. Con el diario El Mundo ha trabajado en conflictos, epidemias y golpes de estado en el Congo, Somalia, Sudán del Sur, Liberia, Sierra Leona, Guinea, Ruanda, Níger, República Centroafricana, Burundi y Kenia. Además, fruto de la relación de este continente con las rutas migratorias desde África, ha cubierto la llegada de refugiados a las costas griegas en las playas de Kos y Lesbos y en pleno paso de los Balcanes. Colabora además con la revista 5W y Al Jazeera Magazine.

Rosa Meneses es reportera de la Sección de Internacional del diario El Mundo, especializada en Oriente Próximo y Norte de África, desde 1999. Como enviada especial ha cubierto sobre el terreno atentados terroristas, conflictos, abusos contra los Derechos Humanos y catástrofes humanitarias entre los que destaca la guerra del Líbano de 2006, la revolución de Túnez en 2011 y los conflictos de Libia y Siria. Desde 2011, cubre las revoluciones árabes y sus consecuencias humanitarias, viajando especialmente a los campos de refugiados y desplazados de Jordania, Líbano e Irak. También ha trabajado como reportera en Argelia, Marruecos, Yemen, Irán, Egipto, Sudán y los países del Golfo, entre otros lugares.

Ambos han desarrollado una especial cobertura de la crisis de los refugiados

La entrega de los premios tendrá lugar el 15 de diciembre, durante un acto-homenaje que se celebrará en el Pabellón de los Jardines de Cecilio Rodríguez. Próximamente recibirás toda la información.

ACTUALIDAD

NOTICIAS

El prior del Valle de los Caídos debe ser cesado por su actuación en la exhumación de Franco*

Para todos aquellos que se han manifestado en contra del proceso de exhumación del dictador Francisco Franco, desde la Asociación Pro Derechos Humanos de España recordamos que en nuestro estado rige el principio de unidad del ordenamiento jurídico, lo que significa que todas las normas válidas del mismo han de ser necesariamente reconducibles a una única norma fundamental, cuya vigencia descansa en un hecho fundante básico, de donde emana la soberanía que se proyecta como potestad irresistible de dictar normas generales y particulares y de hacer cumplir las mismas. Es decir, en el Estado moderno no pueden proyectarse dos ordenamientos jurídicos distintos para regular un mismo hecho, acto o negocio jurídico.

La traslación de este principio de teoría jurídica al derecho positivo se realiza en el ordenamiento jurídico español en los artículos 1.1 y 117.3 de la Constitución española y en los artículos 1,2 y 3 de Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial.

En este sentido ha de entenderse el artículo I.5 del Acuerdo en materia jurídica entre el Estado español y la Santa Sede de 1979 cuando dice que: “Los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad con arreglo a las Leyes”; de tal forma que el término “leyes” solo puede referirse a las leyes españolas. Pero es que, en realidad, la autorización para la entrada voluntaria en la basílica no corresponde a ninguna autoridad religiosa, a ninguna, sino al propietario de la misma que es el Estado español, según se dispone en el Decreto-Ley de 23 de agosto de 1.957, por el que se establece la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos (Boletín Oficial del Estado nº 226, de 5 de septiembre de 1.957). Por lo tanto, el prior de la Basílica del Valle de los Caídos carecía de facultad jurídica válida para oponerse a la realización de las operaciones materiales de exhumación que hayan de llevarse a cabo en su interior en ejecución de lo acordado al respecto por el Consejo de Ministros.

¿Y ahora qué?

Después de la exhumación del dictador Francisco Franco, el pasado 24 de octubre de 2019, el prior del Valle de los Caídos ha informado al papa Francisco, al abad de Solesmes, a la Conferencia Episcopal Española, cuyo presidente es Ricardo Blázquez, y al Arzobispo de Madrid, que durante la exhumación no se respetó la inviolabilidad del Valle de los Caídos, como lugar sagrado, y además, ha presentado una denuncia ante el juez por el “acceso inconsentido” de los efectivos de la Guardia Civil al templo.

La iglesia española ha permanecido de perfil ante el comportamiento del prior del Valle de los Caídos quien ha llegado a denunciar a la Guardia Civil por restringir el acceso a la basílica; su falta de respeto a nuestro ordenamiento jurídico debe suponer su inmediato cese. Madrid, a 31 de octubre de 2019