Blog

Comunicado de Concesión de los Premios Derechos Humanos 2019

La Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) quiere felicitar a todas las personas y organizaciones que han participado en la convocatoria de los Premios Derechos Humanos 2019, por su gran labor en la defensa y promoción de los derechos humanos.

Todos ellos han dado muestras de su compromiso y dedicación, lo que hace que cada año suponga una mayor responsabilidad para el Jurado de los Premios la selección de los finalistas.  También agradecemos a todas las personas que han participado con sus votos

Los Premios Derechos Humanos 2019 han sido otorgados a:

Premio Nacional: Jorge del Cura Antón

Premio InternacionalVictoire Ingabire Umuhoza  y Nora Morales de Cortiñas

Premio Periodismo: Pascual Serrano Jiménez

La entrega de los premios tendrá lugar durante un acto-homenaje que se celebrará en el Instituto Cervantes, Madrid (entrada por C/Barquillo nº 4), el 5 de diciembre de 2019 a las 18.30 horas

El acceso al acto requiere la adquisición de un bono de ayuda de 20 €, cantidad que puede ser ingresada en la cuenta de la APDHE: ES56 0075 0446 4406 0021 2794, indicando en el concepto ‘Premios DDHH’ junto con el nombre y apellidos del asistente.

Es preciso comunicar cada inscripción al teléfono 91 402 23 12, o a la siguiente dirección de correo electrónico: info@apdhe.org

Jorge del Cura Antón

Jorge del Cura es probablemente el más incansable activista por la erradicación de la tortura existente en el Estado español en las últimas décadas.

Desde los años ochenta, y mientras desempeñaba su trabajo como funcionario de la Administración de Justicia, comenzó en solitario con una de las actividades que más han caracterizado su labor a lo largo de los años: la recogida diaria de información sobre la tortura, no solo de la mano de un innegable talante riguroso, sino en un firme empeño por visibilizar las oscuridades del maltrato cotidiano. Será el estrecho contacto con quienes transitaban de los calabozos policiales a los judiciales el que le afianzó en un compromiso inquebrantable, que llega hasta la actualidad.

No solo fue la recogida de información la base de su importantísimo trabajo de denuncia. Junto con visitas a prisión y apoyo a cualquier campaña en la que la tortura jugase un papel relevante, conformó y presidió la Asociación contra la Tortura (ACT), que, desde mediados de los noventa, se personó como acusación popular en procedimientos judiciales claves en la materia: no solo en el “caso GAL”, sino también en el “caso Nani”, el “caso Lasa y Zabala” y otros históricos procedimientos contra funcionarios públicos. Se recuerda su labor fundamental y exhaustiva de documentación y apoyo en el caso Amedo, en épocas en que no había ordenadores y si vastísimos y complejos sumarios. Siempre desde la discreción y en segunda fila.

La Asociación comenzó, además, la emisión de informes anuales que eran hitos y referentes en el trabajo de derechos humanos en el Estado, en los que recogía listados de funcionarios imputados y condenados por delitos contra la integridad moral, hasta que una resolución administrativa sancionó esta labor en el año 2000, en un dictamen que en la práctica supuso la disolución forzosa de la entidad.

Sin embargo, y como resultado natural de su compromiso con la visibilización de la realidad de la tortura, Jorge del Cura fue además fundador y sostén del Centro de Documentación y Denuncia de la Tortura (CDDT), espacio en el que sistematizó la recogida diaria de noticias, resoluciones judiciales y documentación académica centrada en el tema. Jorge reunió así uno de los más valiosos archivos existentes sobre la materia, que se convirtió en espacio de consulta de referencia de cualquier investigación en tema de torturas. La recogida de datos del CDDT permitió la elaboración de informes fundamentales, como “Muertes bajo custodia en el Estado español, 2001-2004”, de la Coordinadora Estatal de Solidaridad con las Personas Presas, y ha sido la base de los informes anuales sobre “La tortura en el Estado español” de la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura desde 2004 hasta la fecha.

Será en esta última plataforma, La Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT),  desde donde ha desarrollado su actividad en las dos últimas décadas.

Con el indispensable empuje de Jorge del Cura, se han publicado los informes anuales desde el 2004 hasta la actualidad. Además, y gracias a su empeño, cuenta con juristas especializados en este tipo de procedimientos. En su condición de portavoz, desde su creación hasta la actualidad, Jorge ha participado en centenares de actos de formación y sensibilización en todo el territorio estatal, hasta el punto de convertirse en la voz más autorizada de la sociedad civil en este tema. Es, por ello, figura de referencia para los organismos internacionales que contrastan los datos oficiales con las voces activistas, pero también la persona a la que todo jurista consulta, y la persona a la que todo colectivo u organización recurre cuando se enfrentan al duro mundo de la vulneración de la dignidad.

Incansable, sus apariciones en foros académicos, vecinales, de movimientos sociales y de base han logrado mantener una voz permanente que ha mantenido la lucha contra la tortura presente en todo momento. Siempre desde la obsesión por los datos, los números, el rigor y las afirmaciones medidas y sustentadas, Jorge del Cura es la figura de referencia respetada nacional e internacionalmente que quienes trabajan en la lucha contra la tortura en el Estado Español tienen como indudable referente. En este camino Jorge ha tenido que enfrentar amenazas a su integridad que en ocasiones han supuesto un elevado coste personal, sanciones y momentos de enorme dificultad. Nada le ha hecho desistir.

Victoire Ingabire Umuhoza

Victoire Ingabire nació en Ruanda en 1968, es economista y madre de 3 hijos. Lidera el partido de la oposición a la dictadura de su país de origen, las Fuerzas Democráticas Unificadas (FDU-Inkingi) desde 2006. La violencia en la región africana de los Grandes Lagos impidió su retorno a Ruanda desde los Países Bajos y permaneció exiliada desde 1994 hasta 2010.

Su coraje e inquietudes la llevaron a crear diversas organizaciones de promoción de los derechos humanos y de la mujer. Fue miembro fundadora de diversas iniciativas de la sociedad civil en los Países Bajos como CODAC ONG (cuyo objetivo es apoyar moralmente, jurídicamente y materialmente a personas exiliadas procedentes de la región de los Grandes Lagos y crear espacios de convivencia y relación a través del deporte y la cultura); URAHO ONG (reúne a mujeres ruandesas que viven en los Países Bajos y les ayuda a integrarse en su nuevo entorno, se ocupa del cuidado de huérfanos y de los trámites de asilo); PROJUSTITIA FUNDACIÓ RWANDA (lucha para la justicia de todas las víctimas de la tragedia ruandesa); HARAMBE (plataforma de asociaciones de mujeres africanas comprometidas con la promoción y el desarrollo en los Países Bajos). Además, es miembro del consejo de ZWALU (plataforma de asociaciones de mujeres que luchan por su emancipación).

Entre las actuaciones que llevan su huella hay que resaltar la conferencia en Amsterdam (2004) que aglutinó todas las organizaciones políticas y todas las estructuras representativas de la sociedad civil en la región africana de los Grandes Lagos. En esta misma línea, en 2005 promovió una serie de reuniones entre organizaciones de la sociedad civil ruandesa y organizaciones opositoras para diseñar un frente común contra Paul Kagame, el actual presidente ruandés acusado de crímenes contra la humanidad.

Desde sus inicios, Ingabire está comprometida con el Diálogo Inter-Ruandés (DIR) que viene desarrollándose durante diez ediciones, celebradas en localidades como El Masnou, (Barcelona), Palma de Mallorca, Amsterdam (Países Bajos), Washignton (EEUU) o Kinshasa (RD Congo). Ha participado activamente en la edición de Barcelona, facilitada por Aequitas-Centre de Mediació i Resolució Pacífica de Conflictes, bajo los auspicios de Adolfo Pérez-Esquivel, Premio Nobel de la Paz. Promovió y participó en la edición de mujeres celebrada en El Masnou (2008) así como en la que tuvo lugar en Mallorca (2009). Ingabire reivindica el papel de la mujer en los procesos de paz y reconciliación para sanar las secuelas de los genocidios de Ruanda.

En 2010, Ingabire regresó a Ruanda para presentarse a las elecciones presidenciales. Nada más llegar, apeló a favor del reconocimiento de todas las víctimas y pidió a los autores de las masacres que rindieran cuentas ante los tribunales. El gobierno de Kigali la acusó de traición y negación del genocidio y fue encarcelada. Después de un juicio sin garantías -condenado por Human Rights Watch y la Comisión Europea- fue condenada a 15 años de prisión. Su caso fue visto en la Corte Africana de los Derechos Humanos, quien en noviembre de 2017 reconoció que Ingabire no había tenido un juicio justo en Ruanda y exigió al gobierno ruandés que la liberase y reparara el daño causado a su persona en un plazo de 6 meses desde la fecha del juicio. El Tribunal dictaminó que Ingabire no había negado ni minimizado el genocidio y que su crítica al gobierno debería haberse permitido amparada en la libertad de expresión que la justicia ruandesa observa. El Presidente Paul Kagame la indultó en septiembre de 2018 pero no ha adoptado ninguna medida de reparación.

Durante los primeros meses de reclusión en Kigali, Ingabire escribió un libro en el que cuenta su retorno a Ruanda, el juicio y su posterior encarcelación así como su pensamiento y convicciones.

A Victoire Ingabire, conocida como la “Mandela ruandesa” no se le permite incurrir a los comicios como tampoco puede hacerlo ningún partido opositor. El presidente actual cumple su quinto mandato, y modificó la constitución para perpetuarse en el poder. Creemos que Ingabire merece un reconocimiento público internacional y estamos convencidos de que el premio contribuiría a homenajear su lucha, a perseverar en su causa, a proteger su integridad y la de su alianza. Visibilizar su caso abriría nuevas posibilidades de reconciliación y de reconstrucción en paz de una nueva Ruanda y sería un ejemplo relevante para otros procesos de paz abiertos. Así mismo daría esperanza a los colectivos ruandeses que siguen en el exilio en Europa y América.

Su vínculo con España nace con la acción de justicia presentada por asociaciones ante la Audiencia Nacional por crímenes contra la humanidad que incluyen las víctimas como Quim Vallmajó, y otros ocho cooperantes y misioneros. La relación se profundiza con la celebración en El Masnou y Mallorca de dos ediciones del Diálogo Inter-Ruandés facilitadas por entidades españolas.

Nora Morales de Cortiñas

Integrante de las Madres de la Plaza de Mayo desde 1977, año en que desapareció su hijo Carlos Gustavo, que pertenecía al movimiento peronista, bajo el régimen dictatorial de Jorge Rafael Videla. En 1986 junto a otras madres fundó Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora y hasta el día de hoy, se la puede encontrar todos los jueves de 15,30 a 16hs., haciendo la ronda de las Madres en la Plaza de Mayo, Buenos Aires.

Es Doctora Honoris Causa en la Universidad Libre de Bruselas (Bélgica), en la Universidad Nacional de Salta (Argentina), la Universidad Nacional de Buenos Aires (Argentina) y la Universidad Nacional de Entre Ríos (Argentina).

No ha dejado de viajar por todos los continentes luchando contra los crímenes de lesa humanidad y a favor de la justicia universal, llamando a la solidaridad junto con los familiares de las personas desaparecidas en su país y en todo el mundo. Asimismo, ha participado en diferentes movimientos sociales defendiendo los derechos de las mujeres, de las personas migrantes y también contra la deuda externa, la corrupción, la impunidad, la crisis económica, etc. En su último paso por España, para acompañar los esfuerzos para lograr la exhumación de Franco y justicia para los víctimas del franquismo y participar en la Huelga Mundial de las Mujeres, regresaba de visitar y dar su apoyo y reconocimiento a la diputada Leyla Güven y los miles de kurdas y kurdos que estaban en huelga de hambre, exigiendo fin al aislamiento impuesto al dirigente kurdo Abdullah Öcalan, preso en Turquía desde hace 20 años.

El libro ‘Norita, la Madre de todas las batallas’ refleja de forma extraordinaria gran parte de su actividad en la lucha así como su calidez humana, su ternura y solidaridad permanente en la defensa de los DDHH en todo el mundo. Su historia y su vida ha sido reflejada también en “Norita Cortiñas para chic@s” en la serie infantil de libros “Aventurer@s de Sudestada”, sobre personajes relevantes de América Latina.

También se realizó un documental sobre su lucha y su vida llamado “Norita, Nora Cortiñas” en 2012, y en 2015, un documental titulado “Pañuelos para la Historia”. que conecta las Madres kurdas con las Madres de Plaza de Mayo, a través de la visita de solidaridad que realizó Nora.

Es una mujer valiente, fuerte y cuya lucha diaria contra las injusticias la hace merecedora de la nominación a los premios de nuestra entidad y que su ejemplo sirva para la generación presente y para las futuras. 

Pascual Serrano Jiménez

Nació en Valencia (España) en 1964. Es periodista y ensayista

Sus trabajos se han desarrollado tras sus viajes por México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Colombia, Venezuela, Cuba, Argentina, Bolivia, Brasil, Iraq, Jordania, Gaza, Egipto y Líbano.

En 1996 fundó junto con un grupo de periodistas la publicación electrónica Rebelión (www.rebelion.org), que hoy funciona como diario alternativo en Internet.

Durante 2006 y 2007 fue asesor editorial de Telesur, un canal de televisión promovido por Venezuela con la participación de Cuba, Argentina, Uruguay y Bolivia, que pretende ser un modelo de comunicación contrapuesto a los medios dominantes del primer mundo.

Es miembro fundador de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, creada en México en 2004.

Colabora habitualmente en una decena de publicaciones españolas y latinoamericanas sobre temas de comunicación y política internacional, entre ellas, los mensuales Le Monde Diplomatique, Eldiario.es, Público, y la revista cultural cubana La Jiribilla.

En la actualidad dirige la colección de libros A Fondo, sobre temas de actualidad, en la editorial Akal y es miembro del Consejo de redacción de la revista satírica El Jueves.

Tiene numerosas publicaciones, entre ellas Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo (Península) (2009)