Blog

Nuevo informe del Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos denuncia la criminalización y el hostigamiento de las mujeres activistas prodemocracia en Tailandia

24/02/2021

El día 3 de febrero de 2021 el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos publicó un informe titulado “Standing tall – Women human rights defenders at the Forefront of Thailand’s pro-democracy protests. Este informe refleja como las activistas que organizaron las protestas pacíficas durante el 2020 en Tailandia, han sido víctimas de violaciones de derechos humanos como herramienta de deslegitimación de su trabajo y disuasión de su participación en las protestas 

El informe recoge entrevistas a 22 mujeres activistas que participaron pacíficamente en las manifestaciones que promocionaban los derechos humanos y las libertades fundamentales. El Observatorio documentó el enjuiciamiento de 11 de ellas, incluida una menor, en relación con su participación en las protestas. Cuatro fueron arrestadas, detenidas y liberadas. Más de la mitad de las activistas entrevistadas se enfrentan actualmente a 10 o más causas penales. 

La consecuencia inmediata de la participación en las protestas de estas activistas ha sido localizarlas como blanco de ataques de actores estatales y no estatales mediante el uso de leyes y decretos represivos que no se ajustan a las normas internacionales y abusos verbales y actos de hostigamiento simplemente por su género y/o su expresión de género. 

El informe recalca la necesidad de que el gobierno tailandés y la comunidad internacional aseguren la protección de las mujeres defensoras de derechos humanos y sus derechos fundamentales conforme a las normas internacionales. 

“Las mujeres están en el corazón del movimiento prodemocrático liderado por los jóvenes de Tailandia. Su compromiso con el futuro de la democracia tailandesa, la justicia, la igualdad de derechos y la igualdad de género debe considerarse un signo de fortaleza y una promesa para el futuro de la sociedad. Merece reconocimiento y no represión”, apunta el Secretario General de la OMCT, Gerald Staberock 

Informe FIDH