Blog

ACTUALIDAD

NOTICIAS

La APDHE denuncia agresiones y amenazas a defensores de los derechos de los pueblos indígenas en Costa Rica.

03/08/2020

La APDHE ha sido informada a través del Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos de las agresiones y amenazas que están sufriendo los señores José Enrique Ortiz y Pablo Sibar, defensores de los derechos indígenas y miembros de las comunidades Bribri y Bröran de los territorios indígenas de Salitre y de Térraba respectivamente, ambos situados en la provincia de Puntarenas (Costa Rica).

Dichas amenazas y agresiones contra las personas defensoras de los derechos Bribri y Brörán se enmarcan en un patrón de ataques contra los pueblos indígenas de Salitre y Térraba cuyo origen radica en la falta de identificación, delimitación y demarcación efectiva de sus territorios.

En este sentido, es preciso señalar que, de acuerdo con lo establecido en Ley Indígena de Costa Rica, los territorios indígenas son inalienables e imprescriptibles, no transferibles y exclusivos para las comunidades indígenas que las habitan. El Estado tiene la obligación de reubicar a las personas no indígenas que se encuentren en territorios indígenas y, en caso de que se produzca una invasión de dichos territorios, la obligación de proceder al desalojo de los ocupantes ilegales.

Sin embargo, la falta de implementación adecuada de dicha ley ha generado un conflicto por la tenencia de la tierra entre pueblos indígenas y personas no indígenas con graves consecuencias para la comunidad Bribri de Salitre y la comunidad de Brörán y sus liderazgos, quienes han sido sometidos a amenazas, ataques contra su vida e integridad física y a ocupaciones ilegales de sus territorios desde 2012.

En 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a través de la Resolución 16/15 otorgó medidas cautelares a favor de los pueblos indígenas Bribri y Brörán. Sin embargo, las medidas de protección adoptadas por Costa Rica se han mostrado ineficaces y los ataques contra ambas comunidades, así como la ocupación ilegal de sus tierras, han continuado con total impunidad.

Desde la APDHE rechazamos cualquier amenaza, violación o agresión de los Derechos Humanos y en este, caso contra las personas defensoras de lo de los derechos de los pueblos indígenas Bribri y Brörán. Es por ello que hemos exigido a las autoridades gubernamentales de Costa Rica la necesidad de tomar de manera urgente las medidas necesarias para garantizar la seguridad e integridad física de las personas defensoras de los derechos de los indígenas. Además, instamos a impulsar una política pública integral de protección de las personas defensoras de derechos humanos que incluya componentes de protección, prevención y lucha contra la poner fin a las ocupaciones ilegales de sus territorios.

Para más información FIDH