Blog

LA APDHE INSTA A LA INVESTIGACIÓN DEL ASESINATO DE AL MENOS 5 INDÍGENAS EN EL DEPARTAMENTO DEL CAUCA, COLOMBIA

“Se debe priorizar la investigación de estos crímenes y garantizar la seguridad de las comunidades indígenas”

El pasado martes 29 de octubre, grupos disidentes de las FARC-EP en connivencia con otros grupos armados, asesinaron a 5 indígenas en Tacueyó (Cauca, Colombia), entre ellos a la gobernadora del resguardo indígena, Cristina Bautista (autoridad Neehwe’sx). Los demás fallecidos fueron el guardia indígena Asdrúbal Cayapu, Eliodoro Finscue, José Gerardo Soto y James Wilfredo Soto, y al menos, otras cinco personas más resultaron heridas.

El terrible hecho sucedió en la comunidad del Resguardo Nasa en la vereda La Luz, Resguardo de Tacueyó, en el municipio de Toribío, desde donde ya se había alertado de la presencia de grupos armados en inmediaciones al territorio indígena, amenazando la seguridad de la comunidad.

Como ya habían hecho en múltiples ocasiones anteriores, el día anterior a los hechos, la propia comunidad indígena había denunciado la grave situación de inseguridad en la que viven sus miembros, amenazados constantemente por los grupos armados de la zona. Ante el mantenimiento de los ataques por parte de grupos armados ilegales, la comunidad indígena pasó a auto-organizarse de manera pacífica con el fin de defender su territorio y a sus habitantes, olvidados por las autoridades policiales y fuerzas armadas quienes, no obstante, tienen la obligación de garantizar su seguridad, así como el ejercicio de sus derechos y libertades públicas.

El problema en la región viene sucediéndose desde hace años, debido a la presencia de grupos armados ilegales que intentan hacerse con el control del narcotráfico en la región, lo que ha derivado en la comisión de numerosos actos criminales contra comunidades y cabildos indígenas en el departamento del Cauca.

El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC),emitió una solicitud de acción urgente pidiendo al gobierno nacional del presidente Iván Duque “que garantice el derecho a la vida, integridad física y los derechos de los pueblos Indígenas, Guardia Indígena – KiweThegnas y autoridades de la asociación de cabildos Indígenas del Norte del Cauca ACIN». Las comunidades indígenas están viendo vulnerados sus derechos y se está poniendo en riesgo su supervivencia de manera física y cultural.

Tanto la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), como la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA  (MAPP/OEA) o el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Colombia, entre otras instituciones, han condenado los graves hechos ocurridos. Estos incidentes se vienen repitiendo desde la firma del Acuerdo de Paz entre las FARC-EP y el Gobierno colombiano en 2016.

Desde la Asociación, instamos al Gobierno Colombiano a que ponga todos los medios posibles para la investigación del asesinato de estos miembros de la comunidad indígena de Tacueyó, y se les proporcione seguridad efectiva a las comunidades para que no vuelvan a repetirse actos como los del pasado martes.