Blog

LA COLECTIVA DE MUJERES REFUGIADAS, EXILIADAS Y MIGRADAS EN ESPAÑA, SE UNE DESDE EL EXILIO AL DIGNÍSIMO LOGRO DEL PUEBLO COLOMBIANO

23 de junio de 2016

DESDE LA COLECTIVA DE MUJERES REFUGIADAS, EXILIADAS Y MIGRADAS,
celebramos este acontecimiento que nos llena de dignidad y nos hace
sentir la patria deseada, desde el exilio nos unimos a la alegría del
pueblo Colombiano, del movimiento social y de mujeres, de quienes
durante años hemos aportado persistentemente para hacer posible el
clamor de todos y todas, de lograr el derecho constitucional a la paz
social y política.

VALORAMOS QUE LAS PARTES, EL GOBIERNO DE COLOMBIA Y LA GUERRILLA DE LAS
FARC-EP, LLEGARON CON_ _ÉXITO AL ACUERDO PARA EL CESE AL FUEGO Y DE
HOSTILIDADES BILATERAL Y DEFINITIVO.___ _Reconocemos el papel
fundamental de garantes de Noruega y Cuba, así como el de Venezuela y
Chile de acompañantes. Han sido aliados para hacer posible este anhelo
del pueblo Colombiano.

En La Colectiva, llevamos más de 10 años trabajando sobre la
condición del refugio y exilio y las repercusiones en la vida cotidiana
de las mujeres y nuestras familias, visibilizándonos en el contexto
interno e internacional. Hemos impulsado acciones para el
fortalecimiento de la solidaridad y sororidad internacional. Desde el
inicio de las conversaciones de paz en La Habana, las Mujeres Refugiadas
y Exiliadas realizamos llamamientos al Gobierno y a la guerrilla de la
Farc-Ep para hacer realidad la participación política de las mujeres
víctimas, Refugiadas y exiliadas.

Ha sido un trabajo arduo y hemos contado con apoyo de Parlamentarias,
del movimiento feminista, de organizaciones sociales, populares y
sindicales, con la constitución de la Mesa de apoyo a las mujeres
desplazadas y la paz en Colombia, entre otros, procesos de
acompañamiento internacional, nuestro agradecimiento. HOY UN DÍA
HISTÓRICO PARA NUESTRA ENTRAÑABLE COLOMBIA, QUEREMOS EXPRESAR:

·         Que desde el inicio de las conversaciones de paz en La
Habana, hemos realizado llamamientos al Gobierno y a la guerrilla de la
Farc-ep para hacer realidad la participación política de las mujeres
víctimas, refugiadas y exiliadas.

·         Nuestra insistencia que en los acuerdos de paz se incluya las
voces de las Mujeres Refugiadas políticas y exiliadas, especialmente el
acuerdo 5 de víctimas, en el marco de la Resolución 1325 de Naciones
Unidas para garantizar la participación como sujetas políticas y el
reconocimiento de nuestro derecho a la verdad, la justicia, la
reparación, el principio de no repetición y el retorno con garantías.

·         Nuestro reconocimiento a los acuerdos alcanzados y el
desafío de los puntos pendientes de la agenda de negociaciones de paz.
Con la participación de todas y todos trabajaremos en la hoja de ruta
del tramo final del proceso de paz, como exiliadas coadyuvar en la
implementación de los acuerdos y la construcción de una audiencia
ciudadana en Europa con la diáspora Colombiana.

·         Nuestro deseo que llegue a buen puerto la negociación entre
el Gobierno Colombiano y la guerrilla del Eln, para lograr un proceso
integral con justicia social. De lo contrario no tendríamos un
escenario completo para construir una paz sostenible y duradera.

·         Nuestra disposición a construir en condiciones de igualdad
como gestoras de paz para aportar a la memoria histórica y la solución
de conflictos, así como en la consolidación y en el mantenimiento de
la paz con justicia social y ambiental.

Reconocemos, que hoy hecho el anuncio oficial, quedan pendientes otros
puntos de la agenda de las negociaciones de paz iniciadas en noviembre
de 2012 en La Habana. Pero, estamos seguras, que con nuestra
participación trabajaremos en la hoja de ruta del tramo final del
proceso de paz, para que logremos

Construir conjuntamente e implementar los acuerdos con el objetivo de
mejorar las condiciones de vida de toda la sociedad Colombiana, y en
especial, la garantía de los derechos de las Mujeres.

Queremos una paz donde el acto y la palabra guerra se hayan difuminado,
y defender nuestros derechos, como el derecho a una vida diga, el
derecho al territorio, el derecho a la verdad, a la justicia, la
reparación, no repetición y retorno con garantía. Porque reconocemos
que como mujeres desde el exilio la participación, representación y la
esperanza es nuestro derecho y la paz nuestro destino.

¡LAS MUJERES EXILIADAS, REFUGIADAS Y MIGRADAS SOMOS GESTORAS DE PAZ Y
HACEDORAS DE MEMORIA! POR UNA COLOMBIA EN PAZ CON JUSTICIA SOCIAL Y
AMBIENTAL, SIEMPRE PRESENTES.