Blog

NOTICIAS

COMUNICADO: Acoso de las autoridades libanesas hacia el abogado Mohammed Sablouh por su trabajo en denunciar prácticas de tortura.

22/10/2021

El día 13 de octubre la APDHE recibió información desde el Observatorio por la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos sobre los intentos de las autoridades libanesas de silenciar a Mohammed Sablouh, abogado de derechos humanos que defiende a víctimas de tortura y a refugiados sirios que podrían enfrentarse a la deportación.

Estas acciones supondrían una infracción inaceptable de las obligaciones legales de Líbano de prevenir y castigar el uso de la tortura según la Convención contra la Tortura de la ONU.

Mohammed Sablouh lleva cerca de quince años denunciando casos de torturas en centros de detención y defendiendo a las víctimas a nivel nacional e internacional. Este año, su trabajo contra la tortura en una prisión de la Policía Militar del Líbano fue cubierto por los medios de comunicación libaneses y, desde entonces, Sablouh ha sido sujeto de diferentes formas de intimidación por parte de las autoridades.

El 23 de septiembre de 2021, el Juez Fadi Akiki y la Policía Militar presionaron a uno de los clientes de Sablouh, quien dijo haber sido apalizado por los vigilantes de la prisión y terminó declarando que las acusaciones de tortura eran falsas. El 28 de septiembre, la Acusación Militar inició el proceso para juzgar a Sablouh bajo el artículo 403 del Código Penal Libanés (que penaliza las acusaciones falsas), obstruyendo así su trabajo legal de documentar instancias de tortura.

Con estas acciones, las autoridades libanesas estarían violando sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, además de su propia ley, ya que esta criminaliza la tortura desde 2017 y garantiza la presencia de un abogado en los momentos iniciales de una investigación desde 2020. La ONU requiere que los gobiernos garanticen que los abogados puedan ejercer sin intimidación, abusos o interferencias, además de estar protegidos contra sanciones recibidas por acciones acordes a sus obligaciones profesionales.

En el Líbano existen mecanismos legales que prohíben la tortura, entre los que se encuentra la Convención Contra la Tortura de la ONU en el año 2000 y su propia ley. Sin embargo, la tortura ha seguido siendo usada de forma continuada. Además, Líbano tampoco cumple con su obligación de no deportar a nadie a un lugar donde pueda enfrentarse a prácticas de tortura, en el período 2019-2020 se deportaron más de 6000 refugiados sirios.

La APDHE se suma al Observatorio en sus reclamaciones para que el Gobierno Libanés respete el trabajo de los abogados y otros defensores de las víctimas de torturas, y mantenga sus obligaciones legales en la prevención y castigo de la tortura. Pedimos a las autoridades libanesas, y en especial a la Acusación Militar y al Directorio General de Seguridad, que:

  1. Tomen las medidas necesarias para garantizar que Mohammed Sablouh puede realizar su trabajo legítimo en un ambiente seguro, sin miedo de sufrir acoso o intimidación.
  2. Detengan sus intentos de intimidación contra abogados y defensores de derechos humanos que investiguen casos de tortura.
  3. Respeten el derecho de los detenidos a tener un abogado presente durante la investigación preliminar, recogido en el Código de Proceso Criminal.
  4. Investiguen de manera inmediata todas las acusaciones de tortura recibidas, evitando referirlas a las propias instituciones acusadas y ofreciendo protección a las víctimas que denuncien.
  5. Respeten la Convención contra la Tortura y detengan las deportaciones de individuos sin darles una oportunidad de defender su caso ante un tribunal.
  6. Garanticen la implementación completa de la Ley Anti-Tortura del Líbano.