Trabajamos para que las graves violaciones de derechos humanos no queden impunes

La APDHE está personada como acusación popular ante los tribunales españoles para exigir responsabilidad por las graves violaciones de los derechos humanos en el caso del Sáhara Occidental, el Salvador, Guatemala, Guantánamo, Vuelos del Cía, Argentina, Chile, crímenes del franquismo.

La justicia universal es un potente instrumento en la lucha contra la impunidad y la defensa de las víctimas, ya que permite perseguir graves crímenes internacionales desde tribunales nacionales. El principio de Justicia Universal faculta a cualquier estado a investigar crímenes internacionales que, por su naturaleza, afectan a la comunidad internacional en su conjunto.

Sin embargo, la Justicia Universal ha experimentado un importante declive en los últimos años, al haber sido severamente restringida a través de la aprobación de dos reformas legales.

La primera de estas reformas fue aprobada en 2009, y limitó el alcance de la justicia universal exigiendo la concurrencia de determinados puntos de conexión con España.

La segunda, aprobada en 2014, supeditó la competencia del tribunal español a la concurrencia de condiciones que es prácticamente imposible que se cumplan, como que los responsables se encuentren en territorio nacional, o que existan víctimas nacionales. Estas exigencias vacían de contenido la justicia universal y, en consecuencia, obstaculizan la investigación de graves crímenes internacionales como el genocidio, lesa humanidad y crímenes de guerra.

La APDHE viene realizando diferentes acciones de sensibilización, denuncia e incidencia institucional, para recuperar el espíritu de la justicia universal, y su utilidad como mecanismo eficaz de lucha contra la impunidad.