Blog

NOTICIAS

Un año desde que el Tribunal Constitucional de Polonia prohibió el aborto en casos de malformación fetal

19/10/2021

Se cumple un año desde que las mujeres polacas sufrieran uno de los mayores retrocesos de sus derechos fundamentales. El 22 de octubre de 2020 el Tribunal Constitucional de Polonia declaró como anticonstitucional el aborto en casos de malformación fetal. A pesar de que la decisión provocó una oleada de protestas en defensa de los derechos reproductivos, la ley entró en vigor en enero de 2021. 

La legislación polaca sobre el aborto ya se encontraba entre las más restrictivas de Europa antes de la decisión. El aborto sólo se permitía ante los supuestos de violación, incesto, riesgo para la vida de la madre o malformación. Además, el proceso se encontraba lleno de trabas administrativas: en 2018 únicamente el 10% de los hospitales públicos practicaban abortos, la mayoría de profesionales se declaraban objetores de conciencia y exigían exámenes médicos y psicológicos innecesarios.  

Como consecuencia, la malformación fetal representaba el 97% de los casos en los que se llegaba a practicar la interrupción del embarazo, por lo que la decisión del Tribunal supuso un veto casi total del aborto.  

La situación ha hecho que se cuestione la separación de poderes y la independencia del Tribunal Constitucional. Casi la totalidad de sus miembros (14 de 15) fueron designados por Ley y Justicia, el partido ultraconservador al frente del gobierno que ya había expresado su voluntad de restringir más el acceso al aborto. También fue criticada la implantación de la nueva ley mientras la población se encontraba en un confinamiento debido a la pandemia de COVID-19. Las reuniones y manifestaciones estaban prohibidas por motivos sanitarios, impidiendo así las protestas en oposición a las nuevas medidas y obstaculizando cualquier debate democrático.  

Desde la sentencia del Tribunal Constitucional, son numerosas las instituciones internacionales que se han pronunciado sobre el retroceso de los derechos reproductivos en Polonia. Entre ellos encontramos al Parlamento Europeo, que ya en noviembre aprobó una resolución condenando “el retroceso en derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Polonia” y recordó que la protección de estos es una obligación de la Unión Europea. Por su parte, el Consejo de Europa recordó que la restricción del aborto legal implica el incremento de los abortos en el extranjero y de manera clandestina, algo muy arriesgado y que puede tener consecuencias terribles.  

Un año después, la ley continúa en vigor, y numerosas mujeres se ven forzadas a dar a luz a niños sin esperanza de vida. Desde APDHE queremos recordar la importancia de los derechos reproductivos y sexuales, y lo urgente de su defensa en este momento, cuándo están siendo cuestionados en diversos lugares del mundo.

Parlamento Europeo 

Amnistía Internacional