Pobladores de las provincias ayacuchanas de Lucanas, Parinacochas y Paucar del Sara Sara, acatan un paro de 72 horas desde la madrugada del martes 12 de noviembre en rechazo a la presencia de la actividad minera que está impactando su territorio y las cabeceras de cuenca.

Los manifestantes piden la presencia de un representante del Ejecutivo para iniciar una mesa de diálogo. «El agua está contaminada con minerales pesados, nosotros debemos hacernos escuchar con el gobierno nacional porque merecemos respeto y agua saludable para el consumo humano», mencionó uno de los dirigentes.