Blog

ACTUALIDAD

NOTICIAS

El ataque al derecho de libertad de reunión restringe el trabajo de los defensores de Derechos Humanos en Turquía

31/07/2020

Una emergencia perpetua: ataques a la libertad de reunión en Turquía y repercusiones para la sociedad civil, así es como se titula el último informe elaborado por el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (OMCT-FIDH) junto a la Asociación de Derechos Humanos Insan Haklari Dernegi – IHD, sobre Turquía.

A través de este informe se muestra una visión general del entorno en el que los actores de la sociedad civil y los defensores de los Derechos Humanos (DDF) operan en Turquía. El documento expone las restricciones que afectan a la libertad de reunión y asociación. Además, ofrece recomendaciones a las autoridades nacionales y actores internacionales sobre cómo corregir las deficiencias en lo que respecta al derecho a la protesta pacífica y garantizar un entorno propicio para la sociedad civil y los DDH en Turquía.

El estado de emergencia promulgado en 2016, tras el intento de golpe de estado, allanó el camino para que las autoridades gubernamentales implementasen prohibiciones generales en las asambleas, un poder que se ha ejecutado arbitrariamente, y a menudo sin fundamentos legítimos.

Según una investigación realizada por la Fundación de Derechos Humanos de Turquía (TIHV), entre el 1 de enero de 2019 y el 31 de enero de 2020, las autoridades emitieron al menos 147 decisiones, en 25 ciudades, de prohibir todas las asambleas y eventos por un período de 2 días a 395 días.

«En Turquía, todas las expresiones de disenso, incluso a través de protestas pacíficas, han sido sistemáticamente atacadas y reprimidas por las autoridades», declaró Reyhan Yalçındağ, vicepresidente de la FIDH y representante de DHI.

El informe es el primero de una serie de dos sobre el espacio cívico en Turquía, producido bajo los auspicios del programa financiado por la UE «Apoyo integral a los defensores de los derechos humanos en Turquía», que la FIDH gestiona con un consorcio de otras 5 ONG, incluida la OMCT, Front Line Defenders, ILGA-Europe, Reporteros sin Fronteras y el mecanismo Protectdefenders.eu. El segundo informe, centrado en la libertad de asociación, se publicará el próximo invierno.

INFORME COMPLETO